Sustentabilidad como valor intergeneracional

El rápido avance de la tecnología, aumento de la población, el calentamiento global de la tierra, cambios climáticos, etc., han traído importantes consecuencias para la humanidad. Entre éstas, la modificación de los estilos de vida de las personas marcados actualmente por el sedentarismo, stress y alimentación inadecuada. A lo anterior debe sumarse la falta de cultura con respecto al cuidado y respeto por nuestro planeta.

Se generó entonces en nuestra Comunidad la necesidad de sensibilizar y crear conciencia sobre cómo prácticas simples y cotidianas pueden contribuir enormemente tanto a preservar y mejorar nuestra salud, como a cuidar nuestros recursos naturales.

Para ello, nuestro colegio desarrolló e implementó un proyecto para que factores protectores como una buena alimentación y la actividad física, y la importancia del cuidado y respeto del Medio Ambiente, sean trabajados en nuestra Comunidad en forma regular, y que el mensaje perdure en el tiempo, de modo que los niños incorporen en forma natural los conceptos de auto-cuidado y conciencia medioambiental.

Nos acogimos asimismo a un programa de Certificación Ambiental (SNCAE), que tiene como propósito educar a la población escolar y generar en ella hábitos y conductas, proclives hacia la sustentabilidad.

El North American accedió a esta Certificación otorgada por el Gobierno de Chile, en julio del 2016, ya que cumplimos con ciertos indicadores predeterminados, alcanzando la distinción básica; esto nos motivó a trabajar el tema ambiental transversalmente desde el punto de vista curricular, y más allá, a incorporarlo a la vida cotidiana de los niños fijandolo como un de nuestros sellos.

A fin de cumplir con una mejora continua del proceso de certificación, el SNCAE cuenta con herramientas de acción en tres ámbitos fundamentales:

Ámbito curricular: busca destacar la temática ambiental existente en el currículum, planes y programas de estudio del establecimiento, promoviendo que los contenidos educativos sean coherentes con la realidad y problemática ambiental local, a fin de abordarlos en forma transversal e interdisciplinaria a partir de las acciones emprendidas por el establecimiento.

Ámbito gestión: busca incorporar prácticas ambientales en la gestión de sus recursos (agua, energía, residuos, etc.) y en el quehacer educativo del establecimiento, como en el Proyecto Educativo Institucional (PEI), Reglamento de Convivencia, etc.

Ámbito relaciones con el entorno: pone énfasis en la interacción del establecimiento educativo con su entorno inmediato (dimensión económica, social y ambiental), logrando como resultado que el establecimiento sea un actor proactivo, integrante de redes de cooperación para la intervención en el territorial local. Además, el establecimiento desarrolla procesos educativos pertinentes y contextualizados a la realidad local y global, generando procesos de aprendizaje significativos.

Adicionalmente, hay posters en todo el colegio alertando a los miembros de la comunidad sobre la importancia del cuidado de recursos como el agua y la energía eléctrica, contribuyendo así a elevar la conciencia ambiental.

Para enseñar y promover el reciclaje y la reutilización de desechos, además de charlas educativas, se han instalado contenedores plásticos de diferentes colores de modo de acopiar materiales reciclables como plásticos, vidrios, latas y productos orgánicos, además de recipientes para pilas alcalinas, papel blanco y tonners.